Emociones Positivas

Hasta ahora cuando hemos hablado de gestión emocional nos hemos centrado en las emociones negativas, en cómo gestionarlas o eliminarlas. Pero ahora hablaremos en cómo reconocer, activar y potenciar las emociones positivas.

No existe emoción sin sentimiento, ni sentimiento sin emoción.

 La emoción es irracional y se produce de manera inconsciente, y los sentimientos son la percepción subjetiva que se produce de forma consciente y depende de la interpretación de cada persona en base a sus creencias, educación y su personalidad.

Por lo que para la gestión real y adecuada se hace necesario un trabajo personal de autoconocimiento, es decir de aprender a identificarlas y reconocerlas.

 Consideramos que una emoción es positiva si la experiencia es percibida como placentera. La emoción positiva amplía nuestros pensamientos y acciones, adquiriendo recursos personales que nos servirán posteriormente para atender de forma más constructiva los acontecimientos o problemas que estén por venir.  Esto se traduce en equilibrio y salud.

 Las emociones positivas nos hacen ser más creativos en pensamientos y acciones, y tienen el poder de neutralizar las emociones negativas.

 Cuando trabajamos para potenciar y activar las emociones positivas, aumenta la capacidad de recuperar el estado óptimo después de cualquier problema, facilitando el no quedarnos anclados en la emoción negativa, pudiendo de éste modo continuar de una manera más fluida sin el peso que solemos acumular tras un acontecimiento vivido como un trauma o doloroso.

  La felicidad anhelada es la consecuencia directa del manejo de las emociones y está directamente relacionada con la alegría. La felicidad no se caracteriza por la ausencia de emociones negativas, sino del equilibrio entre cantidad e intensidad entre las positivas frente a las negativas. Según  frederickson y losada,en un estudio realizado en 2005, para que se de el crecimiento y desarrollo de la persona se tiene que dar las emociones positivas en razón de 3 a 1, sobre las negativas.

 Es importante también saber que existen ciertos químicos naturales que forman parte de nuestro cuerpo y que por diversos motivos se desequilibran, son las llamadas “hormonas de la felicidad“.

COMPARTE EL ARTÍCULO CON LOS TUYOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Curso de Reiki
Nivel 1 y Nivel 2 | Varios formatos
Más informacción
Curso de Meditación
Aprende hacer meditación
Informate aquí
Taller de Abundancia | Prosperidad
Reconoce la abundancia en Tu Vida
Más info
Previous
Next

Todo lo que se llama estudiar y aprender no es otra cosa que recordar.  (Platón)

Suscribete para poder enviarte los próximos temas y horarios de los Webinars